Plato de postre jaspeado de La Bisbal

7,00

Plato de postre jaspeado de La Bisbal

7,00

El plato de postre jaspeado en verde es un clásico que nos encanta. Su diseño es atemporal. Nos gusta mucho su versatilidad y calidez. De líneas amables, hecho a mano y con denominación de origen. Mantiene un buen diálogo en ambientes de diseño contemporáneo donde la madera y los materiales naturales son protagonistas.

Es una vajilla de barro rojo hecha de forma artesanal y decorada siguiendo la clásica decoración de la época preindustrial de la cerámica bisbalense.

Es fácil imaginarse un trozo de tarta en una mesa de cumpleaños o un cannoli siciliano servido una tarde de verano.

Tamaño: 18 cm.

SKU: 114075 Categorías: , Etiquetas: , ,

Descripción

Plato de postre jaspeado de La Bisbal

La Artesanía popular de La Bisbal habla de nosotros. Son piezas que nos relatan el fruto de la tradición alfarera en nuestro país. Colores tradicionales como el ámbar, el azul y el verde bisbalense. Su trama jaspeada es todo un símbolo identitario de las mesas populares. En Bon Vent siempre tenemos un espacio destacado para estas piezas. Nos gusta mucho como dialogan los colores y las texturas entre ellas. Para nosotros son sinónimo de hogar y calidez. El plato de postre jaspeado de La Bisbal es un ejemplo.

La belleza del objeto cotidiano.

Este es el título del libro escrito por Soetsu Yanagui, filósofo, escritor y coleccionista japonés. En él relata el significado de la palabra Mingei que él mismo inventó en la década de los años veinte. Tomó la palabra min, que significa “el pueblo” o “las masas” y la palabra gei que significa “artesanía”, y de la combinación creó Mingei que, literalmente, significa, “artesanía del pueblo”, con el objetivo de designar los objetos ordinarios que la gente común empleaba a su vida cotidiana, con el afán de distinguirlo de los objetos propios de las bellas artes. Desde su punto de vista, los objetos de artesanía popular tienen dos características principales. Lo primero que están hechas por su uso diario y el segundo que, se trata de objetos corrientes y sencillos. Son productos de precio ajustado que no se hacen en ediciones limitadas. Concluye que el valor de estas piezas es su carácter indispensable para resolver las necesidades de la vida cotidiana de las personas comunes.

Mientras leíamos este libro hemos entendido todavía mucho más, el valor de esta línea de piezas realizadas en La Bisbal d’Empordà. Toman como referencia el estilo preindustrial de la cerámica bisbalense. Son piezas sencillas y prácticas para usar todos los días. Nos hablan de una tradición y una manera de trabajar. De unos materiales, un paisaje y un territorio que ha crecido gracias a la fuerza de una industria que llega hasta nuestros días.